La importancia de los reflejos

Al nacer, los bebés no son libros totalmente en blanco sino que llevan programados una serie de reflejos innatos que les ayudan a enfrentarse a los retos de sus primeras semanas de vida (nacer, succionar, avisar que se encuentran mal, etc) y que son la base de aprendizajes posteriores; es decir, lo que en un primer momento es reflejo y por tanto, involuntario, el cerebro aprende a controlarlo y se vuelve un movimiento voluntario.

Sin embargo, por distintas causas, algunos bebés no desarrollan todos sus reflejos o no lo hacen totalmente. Otros, por el contrario, no son capaces de “saltar” de la etapa refleja a la voluntaria, quedando el reflejo enquistado y, por tanto, constituyendo la primera respuesta del cuerpo. ¿Por qué ocurre esto? En realidad, porque la Naturaleza, que decimos que es sabia, no busca individuos totalmente desarrollados sino viables, es decir, que tienen vida, lo suficientemente robustos para seguir viviendo en un ambiente dado. En el primer caso, los bebés adquirirán comportamientos compensatorios para paliar su carencia, por ejemplo, si le cuesta arrastrarse, por un bajo desarrollo de los reflejos necesarios para esta acción, pueden aprender a desplazarse rodando sobre si mismo. Ambos movimientos son necesarios, pero la importancia del arrastre radica en que es el primer movimiento en el entra en juego una action coordinada y lateralizada, que sienta las bases de la posterior especialización cerebral. Rodar sobre si mismo también influye en el gateo y el caminar, pero de forma diferente al arrastre.

Por el contrario, en el segundo caso, nos encontramos con niños que no pueden controlar sus movimientos. Esto puede prolongarse durante toda la infancia y hasta la edad adulta, dificultando no sólo el aprendizaje sino sus relaciones sociales. Un niño puede ser etiquetado como “agresivo” porque no puede controlar su cuerpo, sometido a acciones reflejas y por tanto involuntarias, pero socialmente inacceptables.

Podemos decir, pues:

  • Los reflejos de los bebés influyen en el desarrollo motor y son importantes para la creación de patrones de movimiento.
  • El desarrollo motor del bebé es de vital importancia para su desarrollo cerebral y para los procesos mentales e intelectuales de la vida del individuo.
  • Los reflejos del bebé contituyen la base neurológica para el desarrollo de los movimientos controlados, y por tanto, base para la reflexión.

¿Qué podemos hacer si…

…tenemos un bebé?
Es importante darle al bebé la oportunidad y el ambiente adecuado para moverse libremente, al mismo tiempo que verificamos el buen desarrollo de los reflejos. No debemos vacilar en pedir ayuda profesional si tenemos dudas sobre su correcta evolución.

…si nuestr@ hij@ ya no es un bebé?
Los ejercicios de Brain Gym fueron creados para superar las dificultades de aprendizaje y eso incluye la inhibición y activación de los reflejos. SIEMPRE estamos a tiempo de activar un reflejo o de hacer que el movimiento se vuelva voluntario. Los ejercicios de Brain Gym realizados durante varias semanas de forma regular mejorará las capacidades no sólo de tus hijos y estudiantes sino también las tuyas propias.

About these ads

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: